21 de septiembre de 2014

¡QUIERO VIVIR!

Siempre se dice que tenemos un ángel de la guarda. Yo pienso que tengo muchos ángeles, sobre todo los que me ayudan sin decir nada, son los más valiosos. Hay uno que siempre me está protegiendo para que no me falte de nada. Hay dos que están sufriendo en silencio. Pero hay uno que sin saberlo es el que más me está ayudando y cuando se haga mayor si lee esto que estoy escribiendo, se dará cuenta de lo mucho que hizo por su “tito” como él me llama. Cuando seas mayor quiero que sepas que tu tito te llamaba mi Ángel Niño.
Hay muchos ángeles en silencio que sin pedirles nada siempre están ahí para todo lo que me haga falta, no sólo están en silencio sino que me han ofrecido todo, no hace falta recordarles nada, todos saben lo que me han y están ayudando, un abrazo a todos.
He de decir, que a veces discuto con todos ellos para que no me protejan tanto, pero mi intención no es discutir sino todo lo contrario. Cuando hablo con ellos y les abrazo siempre les digo que no me quieran tanto para que no sufran. Que me vean bien ya que la enfermedad está controlada y podemos seguir luchando y no sufriendo, que ya nos quedarán tiempos duros  y difíciles, porque esta vida es así. Así que disfrutemos de todo lo bueno que podamos, sobre todo de ese Ángel Niño.
Tampoco me olvido nunca de otro ángel que siempre me acompaña a todos los sitios, este ángel se llama como los demás Ángel de la Guarda. Con todos estos ángeles a mi lado ayudándome no les puedo defraudar, sino ayudarles a todos a que no sufran, como digo en el título ¡quiero vivir!
Hace poco, un ángel me dijo que no pensara tanto en la enfermedad, que sólo hablaba de eso, pero a veces no se puede evitar, y no porque estés obsesionado con la enfermedad. Creo que es bueno hablar de ello con naturalidad, y sin hacerse preguntas negativas que son un cerco sin salida, sobre todo con personas cercanas y conocedoras de la enfermedad, ya que sirve como una fuga de liberación.
Hay que hacer algo aunque se esté equivocado, pero se está haciendo algo, y si está mal se corrige, pero si no haces algo por salir adelante, no avanzas nada.
En ocasiones me pregunto si lo que escribo servirá para algo o será todo lo contrario, pero en mi caso creo que es bueno, como decía antes es como una liberación para mi. Y con todos estos ángeles conmigo, no me puedo equivocar.


Fdo. Ángel Fernández Álvarez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario